top of page

Aguakan cobra su ineficiencia en la tarifa de agua


Según un estudio técnico en manos del equipo de investigaciones de este blog, más de la mitad del agua extraída en 9 cabeceras municipales de Qroo se pierde antes de llegar a los usuarios, pero estas pérdidas se cargan a la factura mensual de los que si consumen agua.

Es decir, pagamos la ineficiencia operativa del servicio en la tarifa.

Se llama en el argot del manejo de agua potable: Baja ineficiencia física.

Las pérdidas en el camino se deben a fugas, a roturas en tuberías viejas y a la infraestructura obsoleta, también hay huachicoleo hídrico y mala medición, a veces se cuenta el aire en el medidor y una serie de irregularidades más.

En Cancún se pierde 56.48% del agua que se extrae y solo llega a las tomas domiciliarias el 43.42 %, por lo que la tarifa que pagamos es 56% más cara de lo que debería ser.

¿Pero por qué no se corrige esto?

Por la irresponsabilidad de la CAPA que suspendió por 7 años sus evaluaciones sobre la concesionaria, por que lo que no se mide no existe, sin monitoreos no se puede supervisar o sancionar y otra vez, la complicidad o docilidad del aparato gubernamental enfrente del concesionario derivaron en una pérdida de eficiencia física que en 1993 era del 51%, para 1998 bajo a 46% y en 2021 ya estaba en 43.42%.

A nivel País se tuvieron incrementos importantes en las tarifas de agua como sigue en tiempos de pandemia del 2019-2020.

En La Paz Baja California de 21.10% En la CDmx subió el agua 20.30%

En Delicias Coahuila subió 18%

En Reynosa Tamaulipas el 19.6% Pero en la Zona Norte de Qroo que incluye Isla Mujeres, Cancún, Puerto Morelos y Playa del Carmen el agua subió 88.30%

Este brinco en la tarifa, sucedió entre el 2019 y 2020, aprovechando la importancia del vital líquido en plena temporada de pandemia del Covid19.

Sin embargo la CAPA en el resto del Estado de Quintana Roo solo incrementó en 1.3% su tarifa.

Recordemos que Aguakan solo maneja la zona norte del Estado de Qroo.

Para finalizar hay que desechar que esa ineficiencia física venga de la dificultad de extracción del agua por que se calcula después de lograda la extracción. Tampoco el incremento en la tarifa es justificable por el grado de dificultad en la extracción pues el espejo de agua del acuífero está a pocos metros de la superficie incluso menos de 10 m, y se profundiza a menos de 30 m generalizando.

Hay otros sitios en el País donde el agua tiene que ser bombeada a alturas superiores a los 1,000 m del

nivel de su extracción o que está a más de 800 m de profundidad.

Para nada, cuando vamos a un cenote cualquiera podemos percatarnos que tenemos agua por todas partes y muy cerca de la superficie. Ese nivel de agua del cenote es el mismo nivel en las zonas de recarga y extracción, es el mismo acuífero.

Por eso la gente, aunque agradece el agua por que la necesita, no los quiere.





157 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments

Rated 0 out of 5 stars.
No ratings yet

Add a rating
bottom of page