top of page

Cancun y su nuevo Plan de Desarrollo Urbano


Inicia un nuevo período en el Ayuntamiento de Cancún, ayer asumió el mando Ana Paty Peralta, es ya Presidente Municipal. Tomará las riendas de una ciudad con enormes riesgos, retos, rezagos e incertidumbres.

También, acaba de publicarse hace unos días en el Periódico Oficial del Estado y asentarse en el Registro Público de la Propiedad: el PROGRAMA DE DESARROLLO URBANO DEL CENTRO DE POBLACIÓN CANCÚN, MUNICIPIO DE BENITO JUÁREZ (2022).

Consumado está, con fallas y errores, como es normal en un instrumento de planeación para una ciudad difícil como es Cancun.

Un PDU complejo y duro de domesticar, necesario y urgente para una ciudad que crece sin remedio, que se expande sin freno y que si no se regula, sus problemáticas de desarrollo nos rebasan.

Sabemos que crecimiento no es necesariamente desarrollo y sabemos que nuestro tejido social está roto, cargamos los efectos acumulados de la corrupción y omisiones de anteriores responsables, no todos, los hubo buenos y malos.

Pero, comencemos con lo básico.

¿Qué es un Plan de Desarrollo Urbano?

Es un instrumento , plasmado en un documento donde ciudadanía y Ayuntamiento deciden cómo se aprovechará el territorio de acuerdo con estudios diversos que describen las características, vocación, potencialidad y riesgos que existen.

Es una carta de usos de suelo. Recordemos que el Ayuntamiento es autónomo en su Hacienda y que el Uso de Suelo es una facultad Constitucional Municipal.

Un PDU, es básicamente la planeación del territorio, de ahí partirán los permisos de Construcción futuros, el pago del predial futuro, el valor de la propiedad dependerá de ese uso de suelo y la forma como irá desarrollándose cada zona dependerá de ese PDU también.

Algunas partes de la ciudad comenzarán a ser más comerciales, otras más habitacionales, otras hoteleras, otras de conservación por poner ideas centrales.

También un PDU es determinante para orientar políticas públicas sociales, de servicios públicos, obras públicas, acciones y estrategias.

Es un instrumento rector de la forma como una ciudad crece urbanamente.

Una ciudad que funciona bien, es una ciudad que genera bienestar a sus habitantes, lo contrario es una ciudad mal hecha que molesta a la gente. Tenemos temas como la movilidad, las zonas económicamente activas, la infraestructura obsoleta y nueva también, la falta de cobertura de drenaje, la recolección de residuos, áreas de equipamiento urbano, los parques que necesitan nuestras familias, unidades deportivas, tenemos zonas habitacionales, comerciales y periferias. La seguridad pública es importante también, la cobertura del patrullaje, la ubicación de puntos de control y vigilancia, los sectores delictivos y atlas de riesgos.

Dicen los urbanistas que una ciudad limpia y con movilidad es una ciudad bien pensada, que la basura en las calles y el tráfico, embotellamientos o largos tiempos de traslado hablan de una ciudad frankestain.

Cancún comenzó como un pueblo de apoyo hace 50 años o un poco más, su traza de plato roto con centro en el Mercado 28 invitaba a habitar en las supermanzanas con sus propios parques y andadores y a comerciar en los alrededores en las avenidas que amalgamaban el plato.

Pero nos ganó el desorden, la corrupción y la velocidad del éxito vertiginoso que tuvimos, se habla que en los 80 cualquier negocio que ponías vendía, hay historias de predios que elevaron su valor 1,000 veces en tan solo 5 años, hay muestras de lo rápido que creció y lo hizo rompiendo la idea inicial en forma cuadriculada e imperfecta, así que los PDU también enfrentan esos errores garrafales que hicieron de la ciudad de Cancún una mezcla de buenas intenciones con malas corruptelas.

El PDU tiene un espíritu positivo, regulador y constructivo, pero la corrupción lo invade necesariamente, los intereses son válidos, pero torcer lo que conviene a l mayoría por intereses propios es "la tragedia de los comunes" y por eso encontramos antelaciones urbanas como avenidas que se reducen de 4 a 1 carril, dobles sentidos, glorietas truncas, zonas con fraccionamientos no conectados y mil ejemplos más.

El medio ambiente es importante y también un PDU debe priorizarlo, debe considerarlo y no solo proteger algunas zonas como pulmones, también propiciar que no se expanda, aumentar la densidad del centro por ejemplo, permitiendo más niveles en los edificios del centro de la ciudad, claro, con sus respectivas mejoras en servicios públicos y resolviendo estacionamientos y movilidad, pero reduciendo la ampliación del territorio a las periferias y la selva circundante.

También un PDU sirve para frenar la deforestación.

Espero tus comentarios.

473 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page