top of page

¿Deben canalizarse recursos al sargazo? ¿Y si no llega?


La lucha contra los recales masivos de sargazo inició en el 2012, se intensificó desde el 2016, tuvo picos brutales en 2018 y 2019 y ha sido un suplicio constante año con año.

Los daños son tremendos e incluso irreversibles, ya estamos pagando la falta de acción real y contundente, las playas, la laguna arrecifal y el arrecife mismo cobran factura, están muy dañados.

Sin embargo en 2023 un cambio global en las corrientes marinas principales del Caribe Americano alejaron las islas flotantes del alga y se limpiaron nuestras playas en forma que solo el clima puede hacerlo.

Se alejó la trayectoria de la enorme mancha de sargazo lejos del Caribe Mexicano.

No faltó el fan del Presidente que dijo: ¡ Oh ! No bueno, se nota el trabajo de la marina. Jajaja.

Nadie limpia tan eficientemente como el viento. No hay fuerza más poderosa que la naturaleza misma.

La realidad es que se ha avanzado mucho en el entendimiento del comportamiento costero, en el manejo integral, en el conocimiento científico, en los impactos al ecosistema y a la salud humana y se han puesto las bases industriales para desarrollar un aprovechamiento rentable del alga.

Hemos avanzado a base de prueba y error, pero a pasos agigantados. Somos incluso referentes y fuente de consulta para otros países del Caribe, en la materia y nuestras predicciones incluso han superado a la famosa Universidad del Sur de la Florida que solo por ser gringa, asusta más.

Donde no hemos avanzado es en el manejo eficiente de los recursos públicos y en la inversión sostenida del sector empresarial en la materia.

Hoy hay gran incertidumbre sobre si tendremos un año difícil de recales masivos o un año extraordinario como el 2023 de pulcritud y limpieza de nuestras playas.

Por qué la inversión pública es de 200 millones de pesos cada año, más el impuesto al saneamiento que nos lleva quizá hasta los 500 millones y podría ser dinero tirado a la basura si el sargazo no llega.

¿Deben canalizarse estos recursos? ¿Por qué no hacer por ejemplo un fondo de reserva mejor? ¿un fideicomiso podría ser? ¿Por qué no aguantar esos recursos y en vez de darlos por darlos, esperar?.

Hay un Consejo Técnico para esta desicion y en cada Ayuntamiento están alrededor de los fideicomisos otros Consejos Técnicos para usar lo recaudado en el impuesto al saneamiento.

El sargazo podría no llegar este 2024, las condiciones derivadas del fenómeno del Niño y el calor de las masas oceánicas que desviaron las corrientes el año pasado siguen vigentes, pero tampoco podemos confiarnos, por eso la propuesta de nuestro blog es crear el fondo de reserva preventivo y a la altura de junio, decidir si se implementa contra el sargazo o mejor se usa con otros fines a favor del ecosistema costero, de otros ecosistemas o de la belleza de nuestras playas.

Me dirán quizá, hay que comprar barreras por cualquier cosa y yo diré: ¿y las del año pasado?

Me dirán: Ya no sirven. Yo diré: Pues ¿qué marca son? Y así nos iremos ...



30 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments

Rated 0 out of 5 stars.
No ratings yet

Add a rating
bottom of page