top of page

Ecos del Foro de Acción Climática en el Caribe Mexicano


En el hotel Iberostar, durante dos dias y el jueves pasado, se dió el 2o Foro de Acción Climática en el Caribe Mexicano donde se reunieron la Sema y la Sedetur gracias a la organización e iniciativa de Sustentur.

El objetivo del Foro: Fortalecer la resiliencia costera con mejores prácticas de adaptación y mitigación frente al cambio climático.

Entre los espacios de reflexión, conferencias y mesas se habló de liderazgo en el sector turístico en la lucha contra el cambio climático, manejo integral de sargazo, restricción de dunas costeras y salud costeras.

La resiliencia tiene 3 niveles, todos responden a un impacto ambiental, en este caso causado por las consecuencias del cambio climático en el ecosistema costero donde realizamos nuestra actividad turística.

Primero está la resistencia, ante los cambios de corrientes marinas y temporales, las olas de calor y muerte masiva de especies, el ecosistema resiste. Tenemos los arrecifes luchando contra su extinción, la erosión de playas y el sargazo destructivo, la playa sin embargo crece y decrece, se recupera, aguanta. Las prácticas hoteleras de limpieza de playas, barreras de contención, recolección de sargazo, cuidados para estresar lo menos posible el arrecife por ejemplo en zonas como Puerto Morelos Yam vulnerables o en Cancún donde la salud arrecifal está en función de la capacidad de carga turística (Conanp).

La misión sustentable turística es aquí la de sumarse a la resistencia del ecosistema y ayudarlo con buenas prácticas.

El segundo nivel de resiliencia se da cuando no se pudo más, cuando la resistencia se vio superada y es cuando el ecosistema necesita cambiar. Es cuando la naturaleza es vulnerable a afectaciones irreversibles, todo dependerá del impacto ambiental, la mejor práctica si se sabe que habrá una transformación importante es un buen estudio ambiental para mitigar o restaurar lo afectado.

Pensemos por ejemplo en un camino de acceso que va a atravesar una zona de manglar, será una barrera que dividirá el flujo de agua natural y el paso de las especies, es evidente que va a cambiar la naturaleza y necesitará de ductos, canales o soluciones para que pase el agua debajo y siga funcionando ante el cambio.

El tercer nivel de resiliencia es el más difícil, implica evolución, implica estrategias que la misma naturaleza podría aplicar pero que son muchas veces más lentas que lo violento del impacto ambiental. Por ejemplo si afectamos un territorio de jaguares, con una carretera enmedio, el felino tendrá que adaptarse a una nueva realidad, cómo está sucediendo en Akumal, donde los jaguares ya aprendieron a cazar perros callejeros y los monos aparecen buscando comida en los basureros del pueblo. Antes no se acercaban al pueblo por los ruidos y peligros humanos, resistieron, cambiaron y hoy tienen que evolucionar entrando en las noches a buscar alimento que en su territorio detrás del poblado ya no encuentran por qué fue devastado.

Los hoteleros tienen una gran responsabilidad en este proceso, sus prácticas de desempeño ambiental son cruciales para un manejo sustentable de nuestro turismo, pero deben ir más allá de las buenas intenciones y de los incentivos.

Lo básico es:

Manejo de aguas residuales adecuado a la nueva Norma.

Manejo de residuos sólidos urbanos con reducción, reciclaje y reutilizacion desde las compras y áreas generadoras.

Manejo de residuos de manejo especial y peligrosos en forma adecuada y responsable, aceites y grasas por igual.

Reducción de consumo de energía y uso de sistemas renovables.

Manejo costero inteligente contra la erosión de playas, contra los embates destructivos del sargazo, fomento de buenas prácticas en la laguna arrecifal y arrecife, playas limpias, protección de la vegetación costera, protección de las áreas de manglar, protección de especies como las tortugas que llegan al frente de playa.

Son ejemplos e ideas nada más.

En palabras de la Secretaría de Ecología y Medio Ambiente Huguette Hernandez:

El impulso que está dando el Gobierno de Quintana Roo al fortalecimiento de la resiliencia de las zonas costeras y promoción de la sustentabilidad de la actividad turística en la región.

El cambio climático es una realidad innegable que está transformando nuestro mundo y la manera en que interactuamos con él. La actividad turística, por supuesto, no es ajeno a ello es una actividad altamente vulnerable, pero a la vez juega un papel crucial en la reducción de las emisiones de carbono al fomentar y aplicar prácticas sostenibles y respetuosas con el medio ambiente.

Es por ello que, en el marco de la Ley de Acción de Cambio Climático en el Estado de Quintana Roo, la Ley de Turismo de Quintana Roo, el Nuevo Acuerdo por el Bienestar y Desarrollo de Quintana Roo y el Plan Maestro de Turismo Sustentable Quintana Roo 2030; la Secretaría de Turismo, en colaboración con la Secretaría de Ecología y Medio Ambiente, Grupo Iberostar (Wave of Change) y SUSTENTUR, ha impulsado mecanismos concurrentes para abordar el fenómeno del cambio climático y sus impactos, a través de la conservación y restauración de los ecosistemas.

Ejemplo de ello, es el Foro de Acción Climática en el Caribe Mexicano, el cual congrega a representantes del sector público, privado, académico y social. Durante este evento, se analizarán y compartirán las acciones implementadas por el sector turístico en materia de adaptación y mitigación al cambio climático lo que, estoy convencida, resultará en importantes reflexiones, incluida la necesidad de abordar este fenómeno desde una perspectiva regional.

Se tomó conciencia, se reflexionó y se lograron los objetivos del Foro ...

113 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments

Rated 0 out of 5 stars.
No ratings yet

Add a rating
bottom of page