top of page

El agua en el ecosistema del Caribe



El agua desempeña un papel crucial en el ecosistema del Caribe Mexicano, siendo un recurso vital para la biodiversidad terrestre y marina.

En tierra firme fluye en forma subterránea formando gigantescos e intrincados sistemas que interconectan la selva hasta los manglares.

Y en el mar, los arrecifes de coral, como todo el sistema arrecifal, dependen de la calidad del agua que sustenta sus delicados procesos.

Hay una estrecha relación entre el arrecife y el agua de los cenotes.

El agua es hábitat para diversas especies, contribuyendo a la biodiversidad de la región.

La conservación y gestión sostenible del agua son fundamentales para preservar la belleza y la salud del ecosistema único de nuestra región.

Cuando el agua cae del cielo en forma de precipitación, se deposita parcilamente en nuestro suelo rocoso y de poca tierra, apenas y hay escorrentías superficiales, la infiltración es demasiado rápida para permitir arroyos o estanques en la superficie.

El proceso de carsticidad de 2 millones de años hace que la roca sea porosa y tenga a través de los siglos conductos interminables por los que el líquido se filtra hasta el espejo subterráneo de agua, el acuífero subterráneo satura toda la región.

Pero el agua, no se queda quieta ahí debajo en las miles de oquedades, grutas y cavernas y como vemos en los cenotes: no se pudre el agua por que no está estancada.

Fluye, y entonces se forma un intrincado y kilométrico sistema de ríos subterráneos, mayormente direccionados a la costa y que desembocan en las lagunas y manglares formando un ecosistema de transición y de barrera frente al ecosistema marino que precisamente fluye hacia tierra firme.

Así que el agua, fluye debajo de la selva, fluye en los manglares, fluye hasta el arrecife y fluye debajo de tiera firme en forma salada en lo que se ocnoce como intrusión marina y yace debajo de todos nuestros sistema naturales y debajo de toda nuestra infraestructura humana.

De ahí se extrae para las redes de abastecimiento de agua potable y se bombea hasta cada hogar, luego es usada en el balo o en la cocina y regresa en forma de aguas residuales al sistema de drenaje en sentido contrario, retorna mediante cárcamos de rebombeo hasta plantas de tratamiento de aguas residuales donde debe reducirse su carga contaminante según Normas, hasta que puede reinyectarse al subsuelo o usarse como agua de riego.

Es quizá uno de los retos de nuestra sustentabilidad más importantes y definitivos, perder el control del agua residual se suma a nuestro mal manejo de residuos sólidos, afectaría a nuestros ya enfermos arrecifes y nos llevaría a escenarios catastróficos de nuestros ecosistemas.


57 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page