top of page

El riesgo de una crisis de agua en Cancún y Zona Norte


La idea generalizada, es que tenemos mucha agua para consumo humano en el subsuelo de toda la Península de Yucatán.

Mas puntualmente, pensamos que al acuífero de la zona norte de Qroo es inagotable, creemos que el agua es un recurso renovable.

Vemos el agua cuando se abre una ventana en el suelo y entramos a un cenote, vemos sus enormes desemboques en las lagunas costeras que rodean todo el litoral.

Perforamos un pozo, donde sea y sale agua. Una regla es que conforme nos alejamos de la costa hacia el interior, esa perforación debe ser más profunda. Pero aún así, perforando 40 metros al centro de la Península, hay agua.

Bueno, según los diagnósticos de la Conagua no es así. Estamos equivocados y nos estamos quedando sin agua.

Vamos por partes.

La Conagua es un órgano desconcentrado de la Semarnat, es la Comisión Nacional del Agua y hay un Consejo de Cuenca Peninsular que reúne a técnicos, científicos, académicos, sector público, sector privado y compila todo lo relacionado el agua.

Así como el Consejo de Cuenca Peninsular hay otros

consejos en el País. Uno por cada sistema de acuíferos.

Bueno, en la página de Semarnat uno puede descargar el Plan Hídrico de cada acuífero del País.

Entrando en materia, para el caso de la Zona Norte de Qroo es la región XII, Plan Hídrico Península de Yucatán, que surte a 7 Municipios.

Es decir, detrás de nuestras manchas urbanas, a unos 10 km de la carretera Cancún-Tulum (generalizando), hay un enorme sistema de recarga de agua y un conjunto de baterías de pozos de extracción.

A esa mancha gigantesca que surte a los 7 Municipios de la Zona Norte, le llamamos la UP-QrooN. UP por unidad de planeacion y los Municipios son Lázaro Cárdenas, Isla Mujeres, Cancún, Puerto Morelos, Playa del Carmen, Cozumel y Tulum.

Bueno, revisando el Plan Hídrico resulta que tenemos como zona de recarga muy comprometida, la más baja de toda la Península. De 0.15 y una "Presión por Disponibilidad" del 86.75% casi del 90% y que implica que la demanda de agua de la Zona Norte de Quintana Roo puede llegar al punto de quiebre del 100%, que es cuando ya no hay agua suficiente para todos los que vivimos o estamos en la zona desde Cancún hasta Tulum.

Evidentemente el crecimiento poblacional y la expansión turística son las causas de tal incremento de necesidad de agua potable.

Pero también es necesario tomar conciencia de la protección de esa zona de recarga por que la demanda depende de la población pero la disponibilidad de agua depende de evitar que se contamine y de que llueva siempre.

Las grandes amenazas a esta zona de recarga del acuífero "QrooN" son:

1.- Asentamientos irregulares que ya están rodeando el perímetro del lado este y que al no contar con infraestructura adecuada de manejo de sus aguas residuales las vierten directo a pozos.

2.- Del lado poniente de la zona de recarga está la

zona agropecuaria de Francisco May donde se vierte excremento de ganado y fertilizantes que al infiltrarse fluyen a la zona de extracción.

3.- Al norte está la zona militar y está despoblado actualmente, aunque hay numerosas veredas donde se forman tiraderos clandestinos de residuos sólidos.

4.- Hay muchos tiraderos de residuos por toda la

recarga y al llover, estos se lavan arrastrando al acuífero lixiviados con sustancias peligrosas y metales pesados.

5.- También hay tiraderos de concreto premezclado, a veces las ollas son rechazadas de alguna obra y retornan a dos concreteras qué hay en la zona de recarga, una de Sadasi y otra de Apasco. En ambos casos vierten el concreto en la selva matando terrazas de hasta 600 m2, que dejan de absorber agua de recarga por que bloquean la porosidad de la roca kárstica.

6.- Las sascaberas, los bancos de material donde se extrae el suelo hasta llegar casi al agua, donde ya no se puede extraer más material pétreo por que saldría agua. Son zonas vulnerables a la contaminación por que ya no tienen ni capa vegetal, ni ese espesor de suelo extraído que en esa zona puede ser de hasta 10.00 m de espesor.

7.- Un enorme riesgo es una planta de tratamiento de aguas residuales que Aguakan está haciendo en la

zona de recarga. Si bien la inyección del agua tratada se hace a más de 90 m de profundidad donde el agua no sirve para consumo humano por que es salina, el riesgo de una fisura, una falla, o un vertido inadecuado del agua no tratada en la zona es latente.

8.- Otro riesgo que es nuevo, la Celda emergente que el Ayuntamiento metió a la Zona de Recarga con calzador. Torciendo las UGAs del POEL y sin contemplar que la NOM083Semarnat2003 prohíbe ubicar rellenos sanitarios en "zonas de recarga". El enrome riesgo de perforación de la geomembrana y geotextil con su base cementante del fondo (que no son estructurales), cuando la columna de basura apilada y compactada alcanza los 18 m de altura es enorme, hablamos de más de 20 toneladas de punzonamiento al fondo de la celda en cada metro cuadrado. Lo peor y más peligroso es que para evitar el cambio de uso de suelo forestal Federal, usaron un banco de materiales, donde no hay espesor de suelo que separe la basura del agua. Es decir, tendremos un cerro de basura sobre el agua, literalmente hablando.

Cuando uno excava en el fondo de un banco de material obtiene agua casi a los 50 o 60 cms. Es precisamente el hecho de haber llegado al agua lo que detiene la explotación de un banco.

La necesidad de extracción de agua para las poblaciones y turistas, en toda la zona norte desde Cancún a Tulum, contra la capacidad de recarga del acuífero dependen de dos factores clave: Que llueva y que no contaminemos el agua que ya tenemos almacenada.

Y perder nuestra capacidad de surtir agua podría meternos a una crisis del líquido con sus daños económicos y sociales incalculables.

Todo esto sucede, por qué tenemos la idea de que tenemos suficiente agua y es renovable.




233 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments

Rated 0 out of 5 stars.
No ratings yet

Add a rating
bottom of page