top of page

¿Habrá sargazo en 2024?


Como cada año, enero es mes de pronósticos económicos, políticos y ambientales, es normal que el sentido de planeacion del año nos haga especular y tratar de visualizar ¿que podría suceder?.

Las desiciones prematuras o tardías dependerán de nuestra forma de visualizar ¿como viene el 2024?.

En cuánto a sargazo, la Universidad del Sur de la Florida trató de adelantarse en sus pronósticos a todos los medios y monitoreadores, tratando de sacar ventaja y autoridad en la materia.

La criticamos por su alarmismo, ya que escudada en el rigor científico solo muestra una situación actual y previa, pero ligada a otras condiciones como las corrientes marinas que podrían cambiar sus conjeturas.

Muestran la nueva mancha 2024 amenazante y determinada a aplastarnos con sus recales masivos del alga, como ha sido en años devastadores anteriores, los últimos 12 años.

Pero en 2023 aprendimos que el fenómeno del Niño en el Pacífico repercute en todos los mares del planeta y vivimos sendas lecciones de entendimiento climático global.

Aquí el gráfico de como se fue el sargazo al

Norte saliéndose del Caribe y alejándose de nuestras costas.

Lecciones como el Otis de intensificación rápida, el avistamiento de ballenas cerca del Caribe Mexicano y el sargazo que no llegó fueron definitivas para encender alarmas de mayor envergadura como la pregunta más importante que la humanidad debe hacerse: ¿Están cambiando las corrientes marinas?.

En el caso del cinturón termohalino del Atlántico que baja desde Groenlandia masas frías sumergidas hasta el Ecuador para empujar masas superficiales calientes oceánicas y que genera la corriente principal que avanza primero enfrente de Brasil y CentroAmerica para luego enfilarse paralela a nuestro litoral alcanzando sus máximas velocidades en el embudo que forma Isla Mujeres con Cuba y que llamamos el Canal de Yucatán.

Esta misma corriente es la que mueve las enormes islas de sargazo y que combinándose con los cambios de viento superficiales y locales, nos acerca el alga a las playas.

Esa misma corriente que sale disparada al Golfo de México desde el Canal de Yucatán y que forma el hábitat de nuestro querido Tiburón Ballena penetra el Golfo y se enfila para dispararse nuevamente en la llamada Gulf Stream entre Cuba y Florida, cálida y poderosa capaz de alcanzar hasta la costa de Inglaterra.

Este maravilloso y gigantesco cinturón que gira y gira y ha girado durante los últimos 12 o 14 mil años después d ela última glaciación es lo que está cambiando o que nos hace preguntarnos ¿está cambiando?.

Por qué en su tramo llamado: corriente del Caribe el año pasado 2023 se cerró y salió añejándonos la

Enorme mancha que también había mostrado la Universidad del Sur de la Florida y que incluso medía muchos kilómetros cuadrados más que la que hoy grafican.

Y no opinamos con esto que se equivoque la universidad en cuestión, no se equivoca, pero su información es incompleta, por que le Niño está más fuerte que nunca, este 2024 tiende a ser mucho más caliente que el pasado 2023 y la corriente marina del Caribe no ha dado muestras de retornar a su canal principal paralelo al Caribe Mexicano, es altamente probable que no tengamos sargazo este año en el Caribe Mexicano.

Bueno para el turismo en el corto plazo, incierto para el futuro climático del Caribe Mexicano en el mediano y largos plazos.



117 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page