top of page

La magia de Kukulkán y Chichén Itzá


El deseo de crear es uno de los anhelos más profundos del alma humana.

(Dieter F. Uchtdorf)

Siempre he leído sobre la cultura maya ancestral y siempre está descrita desde la pluma del conquistador, por ende, se moldea el pensamiento indígena a los conceptos occidentales, religiosos, evangélicos, políticos, sociales y culturales de la vieja España.

La evidencia muestra que para los mayas no era una cuestión de un cielo y un infierno, no era un tema de códigos morales y que no era cuestión de resar a unos dioses idealizados, era la vida un tema de lograr una armonía con la naturaleza, era un proceso creativo.

Ellos entendían los ciclos de la naturaleza y acomodaban sus vidas y la de la comunidad a estos ciclos, entendían el poder creativo de la naturaleza y su espiritualidad se transformaba.

Esa armonía estaba anclada en su ciencia y conocimientos científicos, en su larga tradición de observar el universo.

Se requiereron muchos años, lustros y quizá siglos de tradición científica y continuidad para lograr lo que ellos lograron: Que fue entender ¿cómo funciona nuestro sistema solar?

No eran tan simplistas como para inventar un dios que no se puede ver, teniendo a la vista un enorme universo que si se puede ver.

Entendieron que la orbita era elíptica, que había dos equinocciales, que el eje de la tierra estaba inclinado y que el ciclo completo tenía 365 días y exactamente el día 21 de marzo el día y la noche tenían 12 horas cada uno.

La muestra mágica y extraordinaria que sustenta este conocimiento científico de gran nivel y esa extraordinaria veneración por la armonía con la naturaleza está en Chichén Itzá, donde cada año desde hace 500 años o más acude Kukulkan y desciende a las 3:00 pm infalible.


Un punto cualquiera, sobre un cenote cualquiera, en un punto cardinal cualquiera sobre la superficie terrestre.

No se elige la ubicación del Castillo por ser un punto que facilite el efecto de luz y sombra buscado, no, para nada.

Se decide en forma aleatoria el punto y se aplica la ingeniería y ciencias necesarias para saber exactamente:

¿Qué dimensiones debe tener?

¿Qué inclinación requieren las escalinatas?

Y ¿Cuántos grados hay que girar la planta de la recta norte-sur?

Verdaderamente ingenioso y creativo.



48 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments

Rated 0 out of 5 stars.
No ratings yet

Add a rating
bottom of page