top of page

La mesa del sargazo de fiesta


La corriente marina del Caribe Mexicano cambió este año su brazo principal llevándose la enorme mancha del sargazo lejos de nuestras costas, tuvimos un verano limpio, sin los recales acostumbrados de los últimos 10 años.

Pero el sargazo no se ha ido para siempre, no está extinto y por el contrario la polución humana en las vertientes de ríos superficiales y subterráneos desde la costa norteamericana, africana, sudamericana y en el Caribe siguen alimentando por eutrofización sus poblaciones flotantes.

El fenómeno del Niño en el Pacífico y los sobre calentamientos de enormes masas oceánicas en el Atlantico "han modificado" las trayectorias acostumbradas de corrientes principales marinas, las autopistas marinas del sargazo han cambiado, eso es bueno para el turismo pero es temporal, tan solo estacional, incierto para todo lo demás por las consecuencias inciertas que implica en poblaciones pesqueras, distribución de nutrientes, salud de arrecifes, una máxima puede explicar muchas cosas: Si se hace más lenta la corriente del Caribe, podrían estancarse más nutrientes, podría cambiar el color del mar, podrían cambiar comportamientos importantes de especies marinas, podría, podría, podría. Es un verbo especulativo aceptable cuando enfrentamos lo desconocido.

El sargazo es una exitosa alga marina, una especie flotante, pelágica (natans y fluitans), que desde hace 10 años ha sido un desafío ambiental y turístico en las costas de Quintana Roo.

La Mesa del Sargazo es un grupo multidisciplinario que ha trabajado en una estrategia para manejar y aprovechar integralmente esta situación.

Su enfoque podría incluir métodos de monitoreo, contención, recolección, salud pública, reglamentación, investigación científica y propuestas para el uso sostenible del sargazo en diversas industrias, como la agricultura, cosmética, química o la producción de biogás.

La mesa del sargazo reúne a más de 60 especialistas en diversos rubros relacionados, me incluyo, hay operadores de hoteles, científicos, académicos, exploradores, ingenieros y un sin fin de Quintanaroenses que desde hace 10 años han enfrentado los recales masivos del alga y han encontrado avances, soluciones y respuestas.

Aún es un libro abierto, con lucho que entender y mejorar.

Hemos aprendido juntos todos de todos, hemos aportado nuestro granito de arena a una estrategia de manejo Integral y aprovechamiento y hemos entendido que el cambio climático es una nueva realidad que ya nos alcanzó como Caribe Mexicano y a la cual tenemos que entender, adaptarnos y reconocer.

Fue un año de trabájanos forzados, de intercambios e ideas, de foros y debates, un año de integración pero son 10 años de lucha también.

Ayer nos reunimos como cada año en Ensol, pero n CaloPark donde se está volviendo tradición la posada sargacera.


127 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments

Rated 0 out of 5 stars.
No ratings yet

Add a rating
bottom of page