top of page

Un gran paso contra el alga, Sargazo


Les pongo el código de barras para que consulten la Estrategia Integral de Manejo y Aprovechamiento del Sargazo del Estado de Quintana Roo conocida por sus siglas como la EIMAS, para no explicarla y perder la oportunidad de compartirles que estoy muy emocionado de ser parte de este logro y prefiero reflexionar.

Iniciaré con un fragmento del libro de Julio Verne: Veinte mil leguas de viaje submarino

Capitulo XI, Segunda Parte.

Escrito quizá hace 150 años.

"Aquel día, el Nautilus atravesó una zona singular del océano Atlántico. Nadie ignora la existencia de esa gran corriente de agua cálida conocida con el nombre de Gulf Stream, que tras salir de los canales de Florida se dirige hacia el Sptizberg. Pero antes de retornar al Golfo de México, hacia los 44º de latitud Norte, la corriente se divide en dos brazos, el principal de los cuales se encamina hacia las costas de Irlanda y de Noruega, en tanto que el segundo se orienta hacia el sur a la altura de las Azores, para bañar las costas africanas y, desde allí, tras describir un óvalo alargado, volver hacia las Antillas. Este segundo brazo - que es más bien un collar que un brazo - rodea con sus anillos de agua cálida esa zona fría del océano, tranquila, inmóvil, que se llama el mar de los sargazos. Un verdadero lago en pleno Atlántico, las aguas de la gran corriente no tardan menos de tres años en circunvalarlo."

Con la magistral forma de escribir novelas científicas, que tenía Julio Verne nos dejó un registro más, certero y claro, entre otros, de ¿cómo era el mar de los sargazos y el comportamiento de la corriente marina del Atlántico Norte, que hoy llamamos el cinturón termohalino del Atlántico.

Pero también nos plantea ¿ha cambiado éste comportamiento oceánico?, ¿el cambio climático actual ya es capaz de modificar lo que Julio Verne comenta como "una zona singular del océano Atlántico... Que ... Nadie ignora la existencia de esa gran corriente de agua cálida conocida con el nombre de Gulf Stream"?.

Un comportamiento legendario que parecía inamovible en tiempos de Verne, hay registros de tiempos de Cristobal Colón.

¿Se está modificando?

Es probable que si, que esté cambiando la corriente principal y precisamente el estudio y nuestra lucha contra el recale masivo del sargazo sobre nuestras playas nos llevó a pensar y repensar, a monitorear y a tratar de entender éstas corrientes marinas y sus cambios a nivel Atlántico y Caribe.

Durante los últimos 12 años, el Caribe Mexicano ha sufrido el embate despiadado de las islas flotantes de sargazo, dejando la belleza de nuestras playas fuera del alcance de nuestros visitantes.

El mar de los sargazos de Verne, dejó de ser el único hace 6 años, otro segundo mar se formó enfrente de Africa y hoy todo el giro oceánico está plagado de islas flotantes del alga en lo que se conoce a partir del 2020 como el cinturón de sargazo del Atlántico.

Nuestros folletos promocionales turísticos han llegado a parecer una mentira para muchos visitantes que se toman selfies y reclaman frustrados el color de la marea marrón, donde el folleto prometía un azul turquesa.

Pero sin el ánimo de hablar de los efectos negativos ambientales o profundizar en lo económico donde hemos escrito ríos y ríos de tinta, hay que decir que hoy se logró dar un pequeño paso para un grupo de más de 60 esforzados quintanarroenses que podría ser un enorme salto para el Caribe Mexicano, en la lucha contra el sargazo.

Reunidos en el planetario Ka'yok' de Cancún, nos dimos cita funcionarios, académicos, científicos, empresarios, operadores, limpiadores, ingenieros, industriales, oceanógrafos, biólogos, buzos, activistas ambientales y cuanto guerrero de nuestras playas, pudimos encontrar.

Se presentó la primera edición de la EIMAS que es el resultado de la experiencia de más de 12 años de sus participantes luchando contra los embates despiadados del alga masiva sobre nuestras playas.

Imagina lector, que esos 66 experimentados personajes cada uno lleva años enfrentando el sargazo desde su trinchera. En las playas de un hotel, en su planta industrial, en un laboratorio, en su oficina de Zofemat, en el aula universitaria, en una oficina o en la playa misma.

Esos 12 años de lucha de muchos de nosotros, culminaron en un primer documento, que logró ensamblar y coordinar la Agencia de Cooperación Alemana, GIZ.

Documento perfeccionable, que siempre estará inconcluso, que seguro sufrirá de mil transformaciones en el futuro y que ojalá así sea, pero que también logra demostrar que se pueden hacer políticas públicas con participación plena de la sociedad, en forma libre, abierta, transparente y que por más álgidas o difíciles que pudieran ser las discusiones, siempre es posible encontrar el camino de priorizar el Caribe Mexicano sobre nuestros egos, miedos y creencias.

Sin duda un éxito, es como una estación en el largo y arduo camino de proteger la belleza de nuestras playas.

Sabemos que hay mucho aún por descubrir, por probar, por encontrar y por eso no podemos más que estar contentos por el avance que tuvimos y por haber llegado a la impresión del primer documento sin matarnos en el intento, consientes que aún el enemigo a vencer es más fuerte que nosotros.

Aún no sabemos todo sobre la vida de ésta especie, su reproducción, las temperaturas a las que menguan sus poblaciones, cuando se hunde, cuando cambian las corrientes, su capacidad de afectar cuando se descompone en nuestras costas, los daños colaterales al pastizal marino, al arrecife, a los arenales o dentro de la selva, aún no hemos ganado la batalla final.

Eso si, hemos ganado muchas guerrillas, sabemos como pelear contra el monstruo, podemos hacerlo mejor, cierto, pero ya sabemos contenerlo, negarlo, debilitarlo, a veces nos gana, otras veces lo hincamos.

Hemos aprendido a no asustarnos, por el contrario invertimos recursos, ingeniería, equipo y procesos contra él.

La Secretaria de Ecología y Medio Ambiente del Estado, la Ing. Huguette Hernández estaba super contenta y agradecida, se le notaba muy satisfecha con el logro alcanzado y así lo expresó en su discurso. No es para menos, logró convertir la mesa de discusión del sargazo que se hizo para el Plan Estatal de Desarrollo en noviembre pasado en la mesa del sargazo compuesta por más de 66 miembros activos en la misma lucha, desde muy diversas trincheras pero contra el mismo enemigo. Quizá la hazaña de Huguette haya sido, lograr unirnos sin que nuestros egos nos desviaran del objetivo principal.

La presencia del Secretario de Turismo del Estado, Bernardo Cueto en representación de la Gobernadora, que quiso estar con nosotros, pero que por dificultades de agenda no pudo, así como de nuestra Presidente Municipal de Cancún Ana Paty Peralta, fueron el marco ideal para que la firma de un Convenio de Colaboración de todos en la misma lucha contra el alga, subiera de nivel el compromiso a más de 100 firmantes y pusiera las bases a lo que sigue: La implementación en la realidad.


Además, hoy me tocó ser parte de la mesa como Coordinador de la Mesa de Disposición Final por mi empresa de residuos GeoPlan y estoy siendo juez y parte como reportero por mi otra empresa Nukleo Web y este blog, por lo que preferí hacer esta reflexión sobre el compromiso que mis compañeros demostraron en éste esfuerzo e hice a un lado el rigor periodístico, no me importa, estoy feliz.

Le dije a la Gobernadora que la apoyaría y eso estoy tratando de hacer, ayer se lo dije a al Presidente y a Huguette desde el primer día de su gestión.

Los Quintanaroenses hemos enfrentado huracanes y reconstrucciones, vimos caer el flujo aéreo cuando los atentados del 2001 sobre las Torres Gemelas paralizaron el turismo, vivimos la influenza AH1N1 con ocupación cero, la terrible pandemia de Covid 19, hemos sufrido varías crisis económicas como la Subprime del 2008/2009 y mil y un batallas más.

Yo nos veo como: "Guerreros de nuestras playas".


Cada miembro de la mesa del sargazo plasmó una parte de su vida en esto, más que todos el Hidrobiologo Esteban Amaro Mauricio que nos unió comprometido desde el día 1 y hasta el primer final de ayer, de la Red de Monitoreo del Sargazo de Quintana Roo.

También como quintanaroenses hemos aprendido a luchar, a seguir pedaleando, a no hincarnos ante la adversidad, hemos aprendido que si el mar nos da limones aprendemos a hacer limonada, así hicimos el Caribe Mexicano, convirtiendo la adversidad en desarrollo.

No nos detienen los huracanes, ni las crisis de terrorismo, ni económicas, ni políticas, ni virus, ni pandemias, somos Quintana Roo.

Con ese mismo espíritu seguiremos perfeccionando el Manejo Integral del Sargazo, cada una de sus etapas físicas, las barreras, las sargaceras, las técnicas de monitoreo, el entendimiento del clima costero, la limpieza, el manejo de personal, la logística, los equipos y máquinas, los contenedores y vehículos de transporte, seguro desarrollaremos procesos industriales de aprovechamiento y surgirán más y más productos, mejoraremos los centros de acopio y avanzaremos en la gestión del conocimiento, en el entendimiento de los efectos en la salud humana, en la forma como comunicamos al mundo ésto, seguramente mejoraremos en nuestra cooperación internacional, en la gestión de recursos, haremos más empresas, pondremos más bases.

Seguramente seguiremos sumando voluntades, ideas y experiencia a favor del Caribe Mexicano y de su sustentabilidad.

La Gobernadora dijo: Prosperidad Compartida, cuidemos esa prosperidad controlando el sargazo que nos recala.

Felicidades a todos ...



195 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments

Rated 0 out of 5 stars.
No ratings yet

Add a rating
bottom of page